¿QUÉ ES ALOJAMIENTO WEB O HOSTING?

Que locura los alojamientos web, ¿Verdad? Entre que le ponemos diferentes nombre a la misma palabra y que existen diversos tipos de alojamiento... Es normal que te pierdas. Pero no te preocupes, que para eso hemos creado está noticia. ¡Te lo aclaramos todo! Que es alojamiento web, que tipos de alojamiento ofrecemos, para que sirven los alojamientos web, sus ventajas e inconvenientes. Esperamos que por fin se te aclaren las ideas con respecto a los alojamientos web. Si tienes alguna pregunta no dudes en llamarnos.

Tiempo aproximado de lectura: 15 minutos

Definición sencilla de alojamiento web


El alojamiento web (en inglés web hosting) es el servicio que provee a los usuarios de internet, un sistema para poder almacenar información, imágenes, base de datos o vídeos, entre otros.

Una manera muy sencilla de definirlo sería: "un hosting es como un lugar para tu página web o correos electrónicos."

Un problema que suele confundir a las personas es que hay muchas maneras de llamar al hosting, pero es importante que entiendas que todas se refieren a lo mismo.


Hosting = Hosting web = alojamiento web = hospedaje web = web hosting = webhost

¿Qué es el alojamiento web exactamente?


Como os hemos comentado antes, cuando hablamos de alojamiento web nos referimos a un “espacio” donde se mantiene un sitio web.

De esta manera cualquier persona que meta tu dominio en su navegador podrá ver la web que está alojada en tu hosting.

La siguiente pregunta que te harás es dónde está ese alojamiento. Pues se ubica en los llamados servidores web, que son unas máquinas físicas con una serie de características concretas, como disco duro, procesadores, memoria RAM para almacenar el hosting para una o varias webs, entre otras.



TIPO DE ALOJAMIENTO WEB QUE OFRECEMOS EN MIGA


Vamos a explicaros cuáles son los tipos de alojamiento web que ofrecemos y sus principales ventajas y desventajas.

1. ALOJAMIENTO WEB COMPARTIDO

Se corresponde con el tipo de servicio donde se comparten los recursos tanto de software como de hardware de un servidor. Son varios alojamientos webs que comparten un mismo servidor físico, esto quiere decir que comparten el sistema operativo, IP del servidor, espacio en disco duro, memoria RAM y ancho de banda entre otros.

Los datos son privados para todos y ninguno podrá entrar en tu hosting ni tú podrás entrar al hosting del resto.

Recomendamos la utilización de este tipo de alojamientos para nuevos proyectos, webs corporativas, blogs y tiendas online que no requieran almacenamiento masivo de datos o configuraciones especiales del servidor.

Ventajas:

  • Fácil manejo: No es necesario que tengas conocimientos avanzados para poder empezar con tu proyecto web, ya que este tipo de servicio te facilita el manejo de las aplicaciones a través de paneles de control o acceso privado de clientes donde tú mismo tendrás el control total de tus ficheros y servicios.
  • Bajo coste: Es el tipo de servicio más económico, donde podrás empezar con el desarrollo de tu web a un precio muy accesible.
  • Escalable: Te permite iniciar con un plan básico y escalar según tus necesidades sin que se produzca ningún corte de servicio. 
  • Soporte técnico: Te ayudamos en lo que necesites.
  • El mantenimiento y la administración del servidor corre de nuestra cuenta.

Desventajas

  • Exceso de consumo o malas intenciones por parte de otros usuarios.
  • Software y hardware compartido.
  • Recursos limitados.
  • Fallo de seguridad: Es posible que en un evento puntual exista un fallo de seguridad a nivel de servidor, corte de energía, hackeo, entre otros. En ese caso se verán afectadas todas las webs que se encuentren alojadas en el mismo.
  • No hay posibilidad de personalizar la configuración del servidor.

2. ALOJAMIENTO WEB DEDICADO O SERVIDOR DEDICADO

Este tipo de alojamiento web suele usarse para sitios web con muchas visitas u otras aplicaciones empresariales que necesitan mucha potencia.

La clave de los alojamientos webs dedicados está precisamente en que todos los recursos de un servidor físico se le asignan única y exclusivamente a un hosting. Aloja pocas cuentas de un mismo usuario o empresa (sitios corporativos) donde también conviven otras aplicaciones web y donde los recursos se destinan a garantizar el uptime* y rendimiento optimizado de las webs o servicios online. 

En un servidor dedicado tu eres el administrador y responsable del uptime y la seguridad del mismo, controlas los recursos que asignas y determinas los límites para la cuenta o cuentas que gestiones en el mismo.

*Uptime: Es el tiempo en el que una máquina o servidor se mantiene activo durante un tiempo determinado.

Ventajas:

  • Personalización: Cierta libertad y control que otros planes de alojamiento web no ofrecen. El servidor se puede adaptar a tus necesidades.
  • Tiempo de actividad: Si un sitio no se muestra o permanece inactivo mucho tiempo, los usuarios simplemente buscarán en otra parte. Con un alojamiento web dedicado puedes tener un alto rendimiento y estabilidad para garantizar que la página web se mantenga funcionando prácticamente el 100% del tiempo.
  • Seguridad: Las páginas alojadas en un servidor dedicado permiten la implementación de medidas de seguridad como antivirus y cortafuegos personalizados.

Desventajas:

  • Si eres tú el que se quiere encargar de la gestión del servidor, es importante tener conocimientos técnicos avanzados.

3. Alojamiento web VPS o Servidor Virtual Privado

El alojamiento web VPS es una partición virtual dentro de un servidor físico, asignando recursos exclusivos a cada partición. Este tipo de alojamiento otorga acceso raíz que permite instalar un sistema operativo y trabajar con alto grado de libertad.

Es uno de los servicios más populares que puedes elegir para tu sitio web; generalmente es elegido por los propietarios de sitios web que tienen un tráfico de nivel medio que excede los límites de los planes de hosting compartido pero que aún no necesitan los recursos de un servidor dedicado.


Ventajas:

  • Espacio de servidor dedicado (sin tener que pagar por un servidor dedicado).
  • Los aumentos de tráfico en otros sitios web no afectan para nada tu rendimiento.
  • Acceso raíz al servidor.
  • Fácilmente escalable.
  • Alta personalización.

Desventajas:

  • Debes tener conocimientos técnicos y de administración de servidores si quieres controlarlo tú mismo.
Más información

Comparte este post